Blog

El resfriado de los caballos

El resfriado de los caballos

Con el cambio de temperatura los caballos se constipan como el resto de las personas por eso te queremos enseñar como detectarlo.

El resfriado de los caballos se detecta por los siguientes síntomas:

  1. Fiebre.
  2. Abundante mucosidad amarillenta en sus ollares.
  3. El caballo esta desanimado
  4. Tos.
  5. Estornudos.
  6. Posible falta de hambre.
  7. Debilidad.
  8. Temblores.
  9. Pulso y respiración acelerados.
  10. Glándulas de la garganta inflamadas.
  11. El resfriado de los caballos al igual que en los humanos es una infección viral que posiblemente se la contagia otro caballo.

Prevención contra el frío

Para prevenir los resfriados el caballo debe de tener una dieta saludable con las cantidades adecuadas de vitaminas C y E, siendo importante la aportación de minerales.

Si tenemos los medios necesarios es conveniente aislar el caballo para que no se resfríen el resto de caballos y así reducir un posible nuevo contagio.

Cuando se trabaje al caballo arroparle con una manta riñonera o con una manta finita, es importante que la manta solo la tengas puesta hasta que estas al paso o en cuanto se finalice de trabajar al caballo. Siempre que el caballo este trabajando la manta se debe de quitar.El resfriado de los caballos

Si el caballo tiene el pelo largo y trabaja con frecuencia la mejor opción es esquilarle para que no sude y se enfríe con su propio sudor.

Si esquilas al caballo y lo sacas al paddock es conveniente ponerle una manta siempre y cuando esté haciendo frio.

Es muy importante tener en cuenta los cambios bruscos de temperatura pues si es invierno y le quitas rápidamente la montura sin tener nada para taparlo se corre el riesgo de que se constipe.

En las cuadras es importante evitar las corrientes y mantenerlas a unas temperaturas constantes.

Consejos

Si la temperatura del caballo supera los 38,2ºC llama al veterinario.

Mantener la cuadra con aire fresco sin corrientes.

Limpiar los ollares del caballo con una gasa o algodón.

Humedecer el heno para que no le raspe la garganta cuando lo traga, con el pienso se puede hacer lo mismo pero en lugar de agua le podemos añadir un chorrito de aceite de maíz o aceite de girasol (añadir un chorrito de aceite en cada toma de pienso ayuda a prevenir cólicos), nunca de oliva.

Añadir un suplemento de ajo liquido o en polvo en su dieta diaria, ayuda a prevenir que el caballo se constipe.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *