Imprinting en el potro
Blog

Imprinting en el potro y su manejo temprano

Imprinting en el potro y su manejo temprano

Que es el imprinting ?

El imprinting es un manejo especial del potro en el cual la persona interactúa con el animal. Así se establece un vínculo que además permanecerá toda la vida.

El nombre de imprinting, impronta o huella significa que algo aprendido por imitación o repetición en un punto determinado de la vida deja una huella clara en años posteriores, e incluso para el resto de la vida.

Desde un punto de vista académico, más que de un verdadero imprinting estaríamos hablando de una socialización temprana e intensiva del potro con el hombre. Se desarrolla aproximadamente durante las cuatro semanas posteriores al nacimiento. Seguiremos hablando de imprinting para referirnos a este tipo de manejo intensivo tras el parto. Hoy hablaremos del imprinting y lo positivo que puede ser para el manejo posterior de un caballo adulto. Pero también de la parte negativa, que puede surgir si no estamos muy familiarizados con la técnica y cometemos errores.

Objetivos del imprinting en caballos

El imprinting tiene por objetivo que el animal afronte de forma progresiva situaciones que pueden generar miedo. transformándolas en algo agradable. De esta forma en el futuro, cuando se vuelva a encontrar con estas situaciones, las encontrará normales.

Otro propósito es que el potro admita al humano como parte de su vida cotidiana y que este pueda manipularle sin que se generen comportamientos temerosos o agresivos.

Ventajas del imprinting

Establecer un vínculo con el hombre que es independiente de la alimentación pues en esa etapa temprana el potro todavía es lactante.

Crear un vínculo de liderazgo del hombre sobre el potro basado en la confianza y la seguridad no en el miedo.

Desventajas del imprinting

A veces se crea tal nivel de confianza que cuando el potro entra en la edad que establecen jerarquías puede desarrollar conductas dominantes e incluso agresivas hacia el humano.

La realización de esta técnica requiere que aquello que se empiece se finalice solo cuando el animal se relaje. Si el entrenador desiste de la de-sensibilización cuando el animal aún se resiste, puede aprender lo contrario de lo que queremos. Y si se resiste durante mucho tiempo puede generarse demasiado estrés.

Algunos potros enferman porque se comienza demasiado temprano con la técnica y no se permite al potro tomar suficiente leche de la madre la primera vez que mama, o porque se estresan demasiado.

Etapas en el imprinting y el manejo temprano del potro

Fase pre-parto del imprinting

Es fundamental que la madre esté habituada y confíe en el ‘imprintador’. Esto es por que gran parte del aprendizaje del potro se basa en la imitación. Si la madre tiene miedo a la persona, el potro también lo tendrá. Por el contrario, si llegamos a la cuadra y la madre se acerca a nosotros, el potrillo lo hará. Simplemente asimilará que somos algo positivo para él.

La técnica de imprinting debe de comenzar incluso antes del parto si quieres realizarla de modo correcto.

Fase de formación de un vínculo y de-sensibilización táctil

Cual es el momento más adecuado para comenzar el imprinting ? Los diferentes autores especializados en esta temática no se ponen de acuerdo.  Algunos hablan de intervenir en el momento justo de nacer y, ya manosear al potro secándolo con una toalla y practicando los ejercicios. Otros que en este periodo se debe dejar a la madre y al potro solos, sin ninguna presencia humana. Así crearan un fuerte vínculo y no se generarán rechazos entre ambos. Tal vez en los términos intermedios está la solución más sabia.

No intervenir en las dos primeras horas, ni antes de que tome el primer calostro, pero permanecer en las proximidades, vigilantes. Así nos aseguramos que la yegua no rompa el cordón umbilical antes de tiempo al levantarse cuando entramos al box.

Por otro lado si esperamos a que el potro se levante por si mismo también estamos comprobando de un modo sencillo que todo va bien. Si el potro no se levanta en dos horas, debemos preocuparnos. Nos lo cuenta en el vídeo el Dr. Alberto Redondo, profesor de Etología de la Universidad de Córdoba.

Después de mamar, el potro se tumba y es cuando podemos comenzar. Los ejercicios no deben durar mucho porque un potro cansado no aprende y nunca debemos interferir en los periodos de tomas de leche. Es en esta fase del imprinting cuando debemos acostumbrar al potro a que podamos tocarle por todas partes. Incluidas orejas, ollares, interior de la boca, mamas y genitales.

Fase de de-sensibilización general

Es el momento de acostumbrarlo a todos los elementos que se encontrará en su vida futura.  Máquina esquiladora, brozas, cepillos, golpeteo de los cascos, ruido de bolsas, aerosoles, ruidos de coches, camiones, tractores… Imagina el miedo que puede tener a algunas cosas. Así que debes de presentarle los nuevos retos con tacto y poco a poco. Por ejemplo, ir habituándolo a ruidos en la lejanía y cuando los tome por algo natural, te vas acercando. Aprovecha lo que la madre sabe para usarlo a tu favor. Una madre que entra tranquila a un van enseguida transmitirá calma al potro. Así será un caballo adulto sin problemáticas de transporte. Si la madre tiene miedo a algo en concreto, no la utilices para ese aprendizaje.

Fase de sensibilización

Es la etapa más discutida según autores, y la más complicada de realizar si no eres un experto.

El imprinting comenzó a utilizarse en yeguadas grandes en las que los potros se vigilaban el día del parto pero no se volvían a ‘tocar’ hasta que eran montados. Esta técnica permitía habituarlos, de un modo rápido aunque contundente, a situaciones que afrontarían posteriormente como desparasitaciones, vacunas o revisiones veterinarias, facilitando el manejo.

Per este no es tu caso. Te relacionarás con tu potro día a día. Por eso tal vez es mejor que no realices los ejercicios de esta fase (si no los dominas), excepto el de acostumbrarlo al manejo con cabezada.

5 conclusiones sobre el imprinting

1. Los expertos no se ponen de acuerdo sobre si la realización del imprinting es beneficiosa o perjudicial.

2. Si no conoces la técnica, los errores cometidos pueden ser más perjudiciales que el beneficio de la técnica en si.

3. De ningún modo se debe realizar el imprinting antes de que el potro tome el suficiente calostro.

4. Si no eres un experto, limítate a la fase de creación del vínculo, de-sensibilización táctil y de-sensibilización general durante ese periodo de cuatro semanas tras el parto.

5. Cuidado en la creación del vínculo porque demasiada confianza. Puede generar dominancia en el potro cuando llegue al periodo de jerarquización.

Gracias por llegar hasta aqui. Visite Paladium, visite nuestra Web ¡

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *