Blog

La laminitis o infosuras en los caballos

la laminitis o infosuras en caballosLa laminitis o infosura es una enfermedad metabólica compleja muy dolorosa que afecta al casco o pie del caballo. Pueden estar implicadas una o varias extremidades, aunque mayoritariamente suele estarlo el tercio anterior. Se produce una interrupción vascular hacia las láminas del casco, las cuales unen la pared del mismo con la falange distal. La inflamación debilita las láminas e interfiere en esta unión.

Los animales más frecuentemente afectados suelen ser ponys, razas pesadas, caballos con sobrepeso o yeguas gestantes.

Las causas son variables, siendo las más frecuentes la ingesta excesiva de grano, acceso repentino a grandes cantidades de forraje fresco, cólicos, retención de placenta en yeguas tras el parto, liberación de toxinas al torrente circulatorio, traumatismos, sobrecarga de peso en una extremidad, uso continuado de corticoides o beber agua muy fría en un caballo fatigado.

Los síntomas clásicos son calor en el casco, pulso digital aumentado, cojera e incluso resistencia a caminar. Postura antiálgica (extremidades anteriores y posteriores estiradas hacia adelante) para aliviar el dolor, e incluso tumbados cuando hay dolor en las cuatro extremidades. Presentan dolor en la punta de la ranilla al presionar el casco en esa zona con las pinzas específicas para ello. Además, se observan surcos en la pared del mismo.

La laminitis es una urgencia que debe ser examinada y tratada lo antes posible por el veterinario.



En primer lugar, se debe retirar la alimentación habitual, aplicar frío en las extremidades y colocar al animal en una cuadra con abundante viruta, donde se pueda tumbar para aliviar la presión y el dolor en los cascos. La ventilación debe ser adecuada y el agua debe estar siempre a libre disposición. El reposo debe ser absoluto y nunca obligar al animal a caminar.

A continuación, el veterinario para diagnosticar la laminitis realizará radiografías y así  establecer el grado exacto de la enfermedad y su pronóstico. Muchos caballos pueden recuperarse y llevar una vida normal gracias a un estricto tratamiento a base antiinflamatorios para controlar el dolor y la inflamación, fármacos con acción vasodilatadora para mejorar el estado circulatorio a nivel periférico, anticoagulantes para disminuir la coagulabilidad de la sangre, colocación de plantillas o yesos que ayuden a aumentar el soporte sobre la palma y más adelante, continuos herrajes que ayuden a corregir la rotación del tejuelo o falange distal. Otros animales en cambio, presentan cuadros tan complicados y dolorosos que hacen que se opte por el sacrificio humanitario.

Finalmente, es fundamental un manejo adecuado de la alimentación. La dieta constará de heno, salvado y pequeñas cantidades de alfalfa. Se debe reducir o eliminar la ingesta de hidratos de carbono, suplementándola con omega-3 poliinsaturados, los cuales son una fuente de energía rápida y segura a la vez que reducen el dolor y la inflamación en articulaciones, tendones y músculos.

“Noelia Zamorano, Veterinaria” y empresa, VetNova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.