Blog

Protege a tu caballo de los insectos

¿Cansado de moscas y mosquitos?

Por fin llegó el momento de disfrutar de la compañía de los caballos al aire libre, las largas horas de luz y el buen tiempo.

Ellos también disfrutan del sol y del abundante pasto de esta época del año. Pero siempre lo haremos en compañía de insectos, moscas y mosquitos, si no adoptamos medidas para evitarlo.

Estos insectos, además de resultar molestos, pueden transmitir mecánicamente agentes parasitarios e infecciosos. Además provoca diversas parasitosis a nivel digestivo, respiratorio y cutáneo, así como enfermedades en las que actúan como vectores, como es el caso de la enfermedad de West Nile y la Piroplasmosis.

También pueden provocar dermatitis alérgicas como es el caso de la conocida dermatitis estival.

El método más eficaz

Para minimizar estos problemas debemos controlar la cantidad de insectos que puedan entrar en contacto con los caballos. Conocer las necesidades biológicas de estos insectos nos ayudará a establecer programas de control a nivel ambiental y de protección sobre los propios caballos.

Control ambiental

Las moscas y mosquitos necesitan para su ciclo reproductivo materia orgánica en descomposición. Por lo que es indispensable una exhaustiva limpieza de las cuadras que eliminen los hábitats donde crían, con el fin de reducir el número de sus larvas. Éstas se amontonan principalmente en lugares con agua estancada, de almacenamiento de estiércol y del pienso o grano.

Por ello es importante mantener las zonas de granero y pastos limpias y secas. Los recipientes con basura deben estar cerrados y limpios y los montones de estiércol almacenados deben cubrirse con un plástico hasta que se proceda a su recogida y eliminación.

Además

El empleo de aerosoles repelentes alrededor del perímetro de las cuadras y en su interior es de gran utilidad.

Las trampas atrapamoscas para interior y exterior, junto con la colocación de mosquiteras y ventiladores en las ventanas y puertas de la nave y del box, son otra buena opción.

Protección de los caballos de los insectos

Las moscas son más activas durante las horas de luz y los mosquitos al atardecer. Esto nos ayuda a decidir en qué momento estabular a los animales con una hipersensibilidad demostrada. Así minimizaremos los ataques de estos insectos.

El uso de insecticidas repelentes es de vital importancia. La duración de su acción es una característica a tener en cuenta, siendo de elección los de larga persistencia debido a su mayor efectividad y comodidad de aplicación.

Además, en climas húmedos, los productos resistentes al agua son mucho más eficientes.

Existen diversos tipos de máscaras para proteger la cara y principalmente las zonas más sensibles como son los ojos y las orejas. A los caballos extremadamente sensibles se les puede poner vendas para proteger las extremidades y una manta para cubrir el cuerpo.

La Dermatitis

Existen diversas causas de dermatitis que cursan con prurito y es por ello que debemos informar al veterinario cómo empezó exactamente el proceso. Hay una gran relación entre la causa, la estación del año y la localización de las lesiones. Además, puede ser necesaria la realización de pruebas de laboratorio, para llegar al diagnóstico y tratamiento específico. Veamos Dermatitis pruriginosas de tipo alérgico.

  • Hipersensibilidad a la picadura de insectos.- Existen muchos insectos responsables de este tipo de reacciones, tanto moscas como mosquitos, fundamentalmente del género Culicoides. Estos insectos se reproducen en zonas húmedas y se alimentan al anochecer y al amanecer. Las lesiones suelen aparecer en la zona de la cabeza, crin, cola y vientre. Se trata de una dermatitis bastante difícil de controlar. Lo más importante es alejar a los caballos de zonas encharcadas y llevarlos al box durante esas horas de riesgo. Así mismo proteger las ventanas y accesos a las cuadras con mallas contra insectos, cubrirles con máscaras y mantas. Utilizar insecticidas repelentes, tanto en las instalaciones como sobre los animales. Los champús antisépticos y antipruriginosos son una terapia complementaria al tratamiento de estos problemas.
  • Dermatitis atópica.- Se trata de un tipo de dermatitis alérgica causada por alérgenos ambientales. De interior (ácaros del polvo, ácaros de almacenamiento, polvos, mohos, …) y de exterior (polen de los árboles, del césped, de malas hierbas, …). Los caballos pueden presentar prurito y urticaria, además de lesiones generalizadas con variable grado de autotraumatismo. Las medidas a adoptar son las mismas que en el caso de la hipersensibilidad a la picadura de insectos. Es fundamental cambiar al animal de espacio para que no haya más contacto con el alérgeno o el mínimo posible. La prevención es la mejor forma de controlar estos problemas. Conociendo la causa de las posibles patologías podemos prevenirlas, minimizando el problema en el origen. El veterinario es el mejor especialista para elaborar un plan de control para reducir los problemas causados por los insectos.

ENDURE Insecticida repelente

TRITEC 14 Insecticida repelente

 

NOELIA ZAMORANO Veterinaria

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *